Los Vapers En Contra De Los Planes De Sanidad

  • 0
  • marzo 09, 2022
Rate this post

El Ministerio de Sanidad pretende adoptar las mismas medidas limitativas para los cigarrillos electrónicos que para el tabaco. Si aún no conoces estas disposiciones, debes saber que se pretende extender la prohibición de usar vapeadores en los mismos lugares en los que no se puede fumar tabaco convencional. También se prevé una mayor presión fiscal sobre estos productos y una restricción de su publicidad en el conjunto de las redes sociales. Asimismo, el ejecutivo pretende prohibir los aditivos aromatizados. Como no podía ser de otra manera, estas medidas han causado un profundo malestar entre los vapeadores.

El vapeo como alternativa al tabaco

En el año 2020 se llevó a cabo un estudio a nivel mundial elaborado por la organización sin ánimo de lucro Cochrane, en las que se llegaba a la conclusión de que el vapeo aumentaba las probabilidades de dejar de fumar entre los fumadores habituales frente a otras técnicas tradicionales, como los chicles o los parches de nicotina. También hay numerosas organizaciones médicas a lo largo de todo el mundo que defienden una toxicidad inferior con respecto al tabaco. Incluso la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que el vapeo es una práctica que implica un menor riesgo de desarrollar enfermedades graves, como por ejemplo el cáncer, que el tabaco tradicional.

Existen estudios científicos que han demostrado que los usuarios de vapeadores desarrollan un porcentaje mucho menor de partículas cancerígenas que los fumadores. Concretamente, estas partículas cancerígenas se disminuían hasta en un 97,5% en los usuarios de cigarrillos electrónicos frente a los fumadores de tabaco normal. Por lo tanto, la probabilidad de que un consumidor de vapeadores sufra un cáncer, si bien no desaparece, se reduce drásticamente frente a los adictos al tabaco. Esto es debido a que los vapeadores excluyen de su composición algunos componentes altamente nocivos, como el alquitrán, que favorecen la aparición de graves dolencias.

Como sabrás, la probabilidad de desarrollar un cáncer no es el único riesgo de un fumador. Las enfermedades de tipo respiratorio son otras dolencias que aparecen con frecuencia entre los consumidores habituales de tabaco. En este aspecto, también el vapeo ha demostrado que es mucho menos nocivo. El acto de vapear no ataca los pulmones ni favorece la aparición de dolencias cardiacas, puesto que no expide humo, sino vapor.

Además de las dolencias citadas, el tabaco tradicional puede causar problemas en otras partes del cuerpo, sobre todo en la boca, la laringe y el estómago. Por el contrario, el cigarrillo electrónico no tiene esos efectos tan negativos. Tampoco provoca mal aliento ni mancha los dientes, consecuencias que sí produce el tabaco convencional.

Otros rasgos positivos del vapeo

Podemos seguir enumerando ventajas del consumo de cigarrillos electrónicos frente al consumo de tabaco. La ausencia de malos olores es otro de los beneficios de estos dispositivos. Al exhalar vapor, la ropa no recoge ningún olor persistente como sí ocurre con los cigarrillos y puros tradicionales.

Al usar vapeadores frente al tabaco, también estamos cuidando el medioambiente. En primer lugar,, produciremos menos residuos. Los cigarrillos electrónicos no producen ceniza, ni colillas. Así pues, se puede decir que los usuarios de vapeadores no ensucian el entorno, cosa que no se puede decir de los consumidores de tabaco. Por lo tanto, podemos afirmar que la costumbre de vapear ayuda a conservar el entorno y es respetuosa con el medioambiente.

Como podrás comprobar, el uso de cigarrillos electrónicos puede ser una herramienta muy útil para abandonar la adicción al tabaco, y por lo tanto, para mejorar la salud del conjunto de la ciudadanía. En España son cientos de miles de personas que han logrado dejar atrás esta nociva costumbre gracias al consumo de vapeadores. En consecuencia, las medidas del Ministerio de Sanidad han causado gran molestia entre asociaciones tanto de empresarios como de consumidores de este producto. La asociación Anesvap recopiló más de 1000 testimonios de personas que habían logrado dejar de fumar gracias al vapeo. Según esta asociación, más de medio millón de personas han logrado abandonar el tabaquismo en España gracias al consumo de cigarrillos electrónicos. Según esta misma asociación, En el Reino Unido son casi tres millones de personas las que han utilizado estos dispositivos para dejar el nocivo hábito de fumar.

Según el Ministerio de Sanidad, en nuestro país murieron unas 50 000 personas por culpa del tabaco. En todo el mundo esta cantidad se elevó a 8 millones en 2021. Por tanto, los usuarios de cigarrillos electrónicos piensan que estos dispositivos deberían ser vistos como una herramienta que ayuda a dejar de fumar en lugar de ser vistos como una amenaza para la salud.

Si eres fumador y quieres dejar de fumar, no dudes en que el vapeo te va a ayudar a dejar el tabaquismo y a la vez disfrutar de un hábito placentero y relajante. Ganarás en salud sin pasar ansiedad en determinadas circunstancias, como reuniones sociales o quedadas con amigos.