¿Por qué los cigarrillos electrónicos que imitan a un cigarrillo normal no suelen ser una opción adecuada por lo general?

  • 0
  • septiembre 21, 2016

Puede que te hayas preguntado alguna vez por la conveniencia o no de usar cigarrillos electrónicos que imitan a los cigarrillos tradicionales o la razón por la cual la mayoría de cigarrillos electrónicos tienen un aspecto totalmente diferente. Lo cierto es que aquellos cigarrillos electrónicos que imitan exactamente a un cigarrillo tradicional no tienden a ser una opción adecuada generalmente, ya que los formatos más voluminosos cuentan con mayor autonomía y más capacidad de generar vapor.

Incluso los cigarrillos electrónicos más baratos son capaces de imitar con exactitud a un cigarrillo normal, sin embargo, esto no hace de ellos, en la mayoría de casos, un cigarrillo adecuado. La razón es que no suelen funcionar demasiado bien. La mayoría de estos cigarrillos requieren que se absorba con muchísima fuerza para producir cantidades de vapor muy pequeñas. Esa es la razón por la cual es necesario elegir cuidadosamente que cigarrillos comprar. Asimismo, la durabilidad de estos cigarrillos electrónicos puede ser más reducida que la de modelos de mayor tamaño.

Una de las consecuencias más negativas del uso de cigarrillos electrónicos que imitan a los pitillos reales es que provocan un mayor consumo de nicotina ¿La razón? Los cigarrillos electrónicos que imitan a los cigarros -con baterías de entre 90 mAh y 200 mAhson menos potentes, lo cual provoca que su golpe de vapor sea muy flojo y eso a su vez provoca que sea necesaria más cantidad de nicotina para saciar.

Las baterías de entre 90 mAh y 200 mAh no solo se agotan demasiado pronto, si no que esta falta de potencia en los atomizadores se manifiesta con una insuficiente cantidad de vapor, falta de calor del vapor y falta de potencia en el golpe de vapor; razones por las cuales toda la experiencia de vapear en su conjunto es menos satisfactoria.

Por el contrario, los cigarrillos electrónicos grandes tienen una batería de entre 1300 m mAh a 10000 mAh y una potencia de entre 20w a 200w lo cual hace que necesite de menos nicotina para provocar golpes de vapor satisfactorios, de modo que con 0.3 mg de nicotina puede ser suficiente, mientras que en los cigarrillos con forma de pitillo se necesita mínimo 12 mg de nicotina para generar las mismas sensaciones.

En resumidas cuentas, los cigarrillos electrónicos de mayor tamaño que no se parecen nada en absoluto a los cigarrillos de tabaco, son capaces de crear una experiencia más satisfactoria, a la vez que reducen las cantidades de nicotina que se consumen.